La consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, y los rectores de las universidades de Burgos, León, Salamanca y Valladolid suscriben un protocolo de colaboración para impulsar la Sociedad de la Información en la Comunidad

La Junta y las universidades públicas de Castilla y León se han comprometido por escrito a coordinarse en sus esfuerzos y compartir recursos materiales y humanos para avanzar en la capacitación digital tanto de estudiantes, comunidad universitaria y población en general, “entendiendo que es necesario conocer cómo usar las aplicaciones informáticas que están a nuestra disposición para aprovechar al máximo las oportunidades que el mundo digital nos ofrece a todos los niveles”, indicó la consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral.

La consejera y los rectores de las universidades de Valladolid, Antonio Largo; Salamanca, Ricardo Rivero; León, Juan Francisco García; y Burgos, Manuel Pérez, han suscrito, en presencia de la directora de Universidades e Investigación, Blanca Ares, un protocolo de actuación para impulsar la Sociedad de la Información en la Comunidad a través de la puesta en común de sus conocimientos, experiencias y recursos en materia de formación y acreditación de herramientas digitales, “con el ánimo de aunar esfuerzos en la oferta, ser más eficientes en la gestión de los recursos disponibles o unificar los criterios para la evaluación y acreditación, entre otros fines”, explicó González Corral.

Esta colaboración se enmarca en el programa Castilla y León Digital (CyL Digital), la iniciativa de la Consejería de Movilidad y Transformación Digital, que tiene como objetivo avanzar hacia una ciudadanía cada vez más digital, mediante la formación, asesoramiento y certificación en competencias digitales de la ciudadanía, ámbitos en los que la Comunidad es líder en España, siguiendo los parámetros europeos del Marco europeo de competencias digitales DigComp.

Más en concreto, el documento, que se firma por un plazo de cuatro años, prorrogable por otros cuatro, establece cinco tipos de actuaciones. En primer lugar, se encuentran las destinadas a coordinar el diseño y elaboración de contenidos formativos en competencias digitales básicas, medias y avanzadas, al objeto de evitar duplicidades y conseguir un mayor impacto en la adquisición de competencias digitales de los ciudadanos de Castilla y León, haciendo un especial hincapié en los miembros de la comunidad universitaria.

El segundo tipo de actuaciones se centran en compartir recursos y plataformas tecnológicas para la formación en competencias digitales. Es decir, que las entidades firmantes pondrán a disposición del resto sus recursos formativos y plataformas tecnológicas, así como aquellos cursos formativos ya existentes y la plataforma de Teleformación de CyL Digital, de manera que faciliten la impartición de esa formación.

El tercero se centra en la evaluación y acreditación de competencias digitales, mediante la promoción del uso y reconocimiento de las plataformas certificadoras entre el personal docente e investigador (PDI), el personal de administración y servicios (PAS) y los estudiantes de las universidades públicas de Castilla y León.

El cuarto bloque de actuaciones, muy ligado al anterior, se centra en la formación y reconocimiento. Desde las universidades se fomentará la formación en competencias digitales, a través de los cursos que se ofrezcan por parte de la Consejería de Movilidad y Transformación Digital dentro de la comunidad universitaria, y se trabajará en el reconocimiento de créditos tanto para sus estudiantes como para el PDI y el PAS.

El quinto y último área de propuestas es el de la sensibilización. Tanto la Consejería como las cuatro universidades públicas de Castilla y León se comprometen a organizar cuantas jornadas de difusión, estudios, informes, charlas o conferencias sean necesarias para divulgar la necesidad de avanzar en la capacitación en competencias digitales, “entendiendo estas como un elemento clave en nuestro día a día para avanzar en la transformación digital del ciudadano, dentro de la Sociedad de la Información en la que nos encontramos”, apuntó González Corral.

Para lograr poner en marcha toda esta batería de iniciativas, desde Movilidad y Transformación Digital, en primer lugar, se pone a disposición de las universidades la red de centros Espacios CyL Digital, “puntos de encuentro TIC que cuentan con personal especializado en Internet y Nuevas Tecnologías, donde pueden acudir todos los ciudadanos, autónomos y pymes para recibir información, formación y asesoramiento personalizado con el objetivo de fomentar su inclusión en la Sociedad Digital del Conocimiento”, recordó la consejera.

En segundo lugar, también pone sobre la mesa su Programa CYL Digital (www.cyldigital.es), que cuenta con una plataforma tecnológica en la que se ofrece formación online en nuevas tecnologías a través de diferentes modalidades de teleformación (Moodle, MOOC, webinars, etc.), “y que está abierta a tanto a ciudadanos como a pequeñas empresas y autónomos, contribuyendo también a mejorar la empleabilidad de los estudiantes mediante la adquisición de habilidades tecnológicas”, abundó la consejera.

Y en tercer y último lugar, el área dirigida por María González Corral ofrece su certificación de competencias digitales para la ciudadanía, que, denominada tuCertiCyL (www.tucerticyl.es), “está basada en el Marco europeo de competencias digitales publicado por la Comisión Europea, conocido como modelo DigComp, y ha servido de ejemplo a seguir por otras Comunidades Autónomas”, manifestó Corral.

Las Universidades, por su parte, compartirán todos aquellos elementos que componen el proyecto FORMCOMPDIGCYL, que, con el fin de abordar la formación de la comunidad universitaria en su conjunto (estudiantes, personal docente e investigador y personal de administración y servicios) en competencias digitales a nivel del ciudadano, pretende diseñar una plataforma y una serie de recursos formativos abiertos gracias al apoyo económico de los Fondos Europeos en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

“Estamos muy agradecidos a las cuatro universidades públicas de Castilla y León, así como a la Dirección de Universidades de la Consejería de Educación, por no haber dudado un segundo en sumarse a este acuerdo, así como satisfechos por poder presentarlo ante la sociedad, porque entendemos que la colaboración entre instituciones es clave de cara a lograr ese objetivo de reducir al máximo la brecha digital y promover la tan necesaria transformación digital, mediante la formación específica en el uso de las múltiples aplicaciones que las nuevas tecnologías nos ofrecen y que desde la Consejería de Movilidad y Transformación Digital nos hemos marcado como prioritario para el presente mandato”, concluyó María González Corral.