Las Obreras de Aliste CB – Artesanos de la Miel consiguen el reconocimiento internacional en los Olymp Taste Awards de Grecia, celebrado la pasada semana en Atenas

Los Olymp Taste Awards son el reconocimiento más importante de Grecia para los productores artesanales alimentarios del segmento delicatesen, donde se valoran el sabor, textura, propiedades y estética de todos aquellos productos que participan, entre los que se encuentran numerosas mieles de diferentes puntos de Europa.

En nuestra provincia han nacido numerosos proyectos alimentarios de calidad que apuntaban alto y que están siendo reconocidos no sólo a nivel nacional sino internacional. Un ejemplo de éxito en el sector de la miel es el de Las Obreras de Aliste CB – Artesanos de la Miel de la pequeña localidad de Gallegos del Campo en la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica, una apuesta de dos socios, Guillermo Díez y Dori Prieto, que junto a sus familias y amigos emprendieron la aventura de la apicultura artesanal estante y de calidad hace menos de una década.

El concurso estuvo compuesto por un jurado de 24 grandes chefs de Grecia encabezados por Constantinos Mouzakis, Chef Europe 2015 y presidente del Club Acropolis-Chef´s Club of Attica, utilizando el método «ciego» para degustar los productos, sin envasado y sin ningún tipo de rasgo distintivo visible, donde cada juez realiza un análisis organoléptico de los productos que degusta en base a criterios de olor, textura, sabor y sensación en boca.

A su miel multifloral, que ya consiguió este año el aplauso de los paladares más exigentes a nivel nacional con el Primer Premio en el Concurso Nacional de Mieles de la Asociación de Apicultores de España y a nivel internacional con una medalla de plata en el London International Honey Awards, ahora se le suma una nueva medalla de oro en Grecia, que junto a la de plata en la miel de castaño y la de bronce en la miel de montaña consiguen posicionar a la miel de Aliste entre las apreciadas y valoradas. Como comenta Guillermo: «seguimos pensando que la calidad de nuestras mieles es el reflejo de nuestro trabajo y también del medio ambiente del que disfrutamos en nuestra provincia y especialmente en esta parte de la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica de la que estamos orgullosos por estar certificados, así como por ser marca nacional de Reservas de la Biosfera Española».

Guillermo y Dori están vinculados desde su más tierna infancia a esta tierra zamorana y la defienden allá donde van, como nos cuenta Guillermo, en Aliste siempre han existido colmenas, por eso considera que tras los éxitos conseguidos los últimos años en España, pero sobre todo en Londres, Dublín y Estados Unidos, este nuevo galardón logrado en Grecia es un nuevo reconocimiento a las excelentes mieles de Zamora y a los artesanos que han sabido adaptar y optimizar los medios de que disponían, en este caso la apicultura tradicional, a los más altos estándares de calidad, alimentarios y medioambientales, que exige el consumidor actual. Por ello, Guillermo «lamenta que, ya que las mieles de Zamora carecen de una Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida que les ampare, no puedan estar dentro de Exquisiteza, junto a otros productos artesanos de la provincia, a pesar de haberlo solicitado reiteradamente durante el último año y espera que lo antes posible la miel de Zamora pueda estar dentro de este sello de calidad, atributo que ha demostrado sobradamente que tiene».