Foto: Z! Live Rock Fest

Reiteran que el festival «no corre peligro»

Las últimas semanas han estado marcadas por las lluvias y la inestabilidad climática, algo que a todos los festivaleros les preocupa cuando se acercan las fechas de su festival favorito y este es al aire libre. La organización del Z! Live Rock ha trabajado a contrarreloj para poder tener un plan B si las previsiones para el fin de semana empeoran drásticamente este domingo, ya que la máxima de los zamoranos es no suspender el festival ni un solo año, como ya han demostrado durante los dos años de pandemia y tras la gran tormenta del año pasado.

En las últimas horas publicaban en sus redes el siguiente comunicado explicando todas las opciones que tiene previstas:

“¡Hola familia del Z Live!

Ante la preocupación por las previsiones climatológicas, hoy queremos lanzar un mensaje tranquilizador para explicar con claridad la situación real de cara al festival.

El festival no corre peligro: Las previsiones de lluvia para los días 8, 9 y 10 de junio son buenas (y mejorando de momento día a día), con intensidades de 1 mm, 2 mm o 4 mm en caso de llegar a llover. Esto no supone un riesgo de paralización de conciertos con los escenarios y las infraestructuras de las que disponemos.»

Zona a cubierto

A diferencia del año pasado, este nuevo recinto cuenta con un gran pabellón donde todo el aforo del festival puede resguardarse de la lluvia en caso de que cayera una tormenta similar a la del año pasado (cosa poco probable con las provisiones actuales) equipado con barras, equipo de sonido y comodidades para hacer la espera amena. Incluso si de aquí al domingo la perspectiva empeorara, podrían plantear el traslado completo del festival en formato indoor a esta nave, lo cual les permite estar tranquilos a la hora de ofrecer el festival. Pero insisten, que, «a día de hoy no hay razón para plantearse llevar el festival a cubierto. Lo más probable es que se realice tal y como estaba planteado, al aire libre y con toda su capacidad».

Recomendaciones

Como un poco de lluvia no paraliza el festival pero sí moja os recomendamos traer un chubasquero en vuestro equipaje por si acaso. Los paraguas no estarán permitidos en el recinto tanto por seguridad como porque afectarían a la visibilidad de los conciertos. Las temperaturas máximas que se prevén están alrededor de los 25ºC y las mínimas alrededor de 16ºC (en resumen, calorcito), pero ya sabéis que la noche zamorana refresca en las últimas horas por lo que se recomienda una sudadera/polar, y un calzado cómodo que proteja los pies.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí