Descienden notablemente los contagios y las hospitalizaciones

La pandemia sigue ofreciendo datos agridulces. Aunque en las últimas jornadas hay que hacer constar una descenso tanto del número de nuevos contagiados como de hospitalizaciones por Covid, lo cierto es que la letalidad del virus sigue evidenciándose, esta vez con cuatro fallecidos en apenas tres días.

El total de víctimas mortales de la pandemia se eleva ya hasta las 662 personas.

La presión asistencial, por otra parte, no hace más que bajar desde hace ya varias semanas. Si el pasado martes había 37 pacientes ingresados en planta, este viernes apenas 26 personas tratan de recuperarse en el Virgen de la Concha de la infección. En la UCI solo hay un paciente luchando por su vida.

El máximo de pacientes ingresados en planta por esta séptima ola fue de 78 el pasado 19 de julio.

Los contagios registrados en las cuatro últimas jornadas apenas suman un centenar, hasta un total de 53.641.

Bajan también los brotes activos en centros sociosanitarios, que pasan de ser siete a cinco, y disminuyen también los casos asociados, que bajan de 166 a solo 61.