Almendra vista desde el helicóptero de Calleja - Volando Voy

El programa de Jesús Calleja mostró el encanto único de esta zona de Zamora

La presa de Almendra, enclavada sobre la penillanura zamorano-salmantina y que forma parte del sistema hidroeléctrico conocido como Saltos del Duero, se ha convertido en protagonista de la sexta temporada de ‘Volando Voy’, el programa del leonés Jesús Calleja que anoche emitió en Cuatro un nuevo programa rodado en Arribes del Duero.

‘Volando Voy’ ha querido contar con algunos de los parajes más espectaculares de la geografía española, entre ellos, la instalación hidroeléctrica de Iberdrola que une dos provincias, Salamanca y Zamora, y que sorprende por sus más de 200 metros, convirtiéndola en la presa más alta de España y su capacidad para albergar más de 2.600 hectómetros cúbicos de agua en su embalse.

El encanto único de esta zona se grabó durante dos jornadas completas de trabajo, con un despliegue sorprendente de medios técnicos. El equipo encargado de la grabación utilizó material de última tecnología, donde los drones se encargaron de grabar las escenas más impresionantes

El programa de Jesús Calleja adapta su formato a las medidas de seguridad propias de la pandemia, pero apuesta por visibilizar con una mirada propia la España vaciada desde su icónico helicóptero. Así, el espacio retoma el espíritu de las últimas entregas y aprovecha una de las pocas circunstancias favorables que ha dejado el confinamiento: que muchas personas han puesto la mirada en el campo y los pueblos con la idea de distanciarse de la ciudad y aprovechar las ventajas y la libertad que ofrece vivir en plena naturaleza.

Almendra desde el helicóptero de Calleja – Volando Voy Arribes

Energía generada en el corazón de granito de Los Arribes

La construcción de la presa de Almendra hace casi medio siglo después representó un hito en la ingeniería civil de entonces y lo sigue siendo ahora: su singularidad radica en que la central hidroeléctrica se encuentra a 15 kilómetros de distancia, en Villarino de los Aires, donde el agua llega a través de un túnel de siete metros y medio de diámetro excavado en la roca.

El salto de Villarino incluye el conjunto de presa y la central. A cinco kilómetros al oeste del casco urbano de Villarino, el corazón granítico del terreno alberga a 450 metros de profundidad una central reversible, capaz de generar energía turbinando agua en un sentido y bombeándola en sentido contrario en función de la necesidad del sistema eléctrico.

El diseño de ingeniería se desarrolló en una compleja obra subterránea sin precedentes. El agua del embalse de Almendra viaja hasta la central por una galería excavada en la roca de 15 kilómetros de largo y 7,5 metros de diámetro a 100 metros de profundidad. Al final de su trayecto, la galería se bifurca en 3 de 5 metros de diámetro cada una y cada una de éstas, a su vez, en dos de 2 metros. Cada una de ellas alimenta a un grupo de turbina-alternador instalado en la central de los seis existentes. La red de tuberías termina desaguando en el embalse de Aldeadávila.

Iberdrola es el primer promotor renovable del país y de Castilla y León y sus más de 5.100 MW instalados convierten a esta región en la comunidad autónoma con más megavatios verdes instalados por la compañía.

Al comienzo del programa y a partir del minuto 17 se puede contemplar esta instalación hidroeléctrica: https://www.cuatro.com/volandovoy/a-carta/arribes-duero-zamora-programa-completo_18_3027420230.html