La Junta pedirá al Gobierno, propietario del inmueble, su cesión para otros usos sociales

La consejera de Familia de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco, ha salido este lunes al paso de las declaraciones efectuadas la semana pasada por el alcalde, Francisco Guarido, en las que criticaba el cierre de la residencia de mayores de los Tres Arboles.

Blanco ha asegurado que el cierre de esta residencia tiene que ver únicamente con la imposibilidad de adaptar sus instalaciones a su uso por personas dependientes.

En la actualidad, ha asegurado la consejera, la residencia de los Tres Árboles tiene solo 20 plazas adaptadas para dependientes, cuando la nueva residencia que se planea para la capital de la Junta contará con 192.

La consejera ha explicado que en la misma situación que Zamora se encuentran las provincias de Salamanca y Ávila, ciudades que cuentan también con residencias muy antiguas incapaces de adaptarse a las nuevas necesidades.  En el resto de la región las residencias de la Junta, ha subrayado la consejera, sí que se están readaptando a las nuevas estrategias de atención a mayores.

En este sentido, la consejera ha subrayado que las residencias con plazas para dependientes obligan a profundas reformas que la residencia no puede afrontar, entre otras cosas, porque las habitaciones tienen que ser un 25% más grandes, lo mismo que los servicios, las puertas y los pasillos.

Con respecto a la utilización del edificio, Blanco ha asegurado que la Junta pedirá al Gobierno Central la cesión del edificio cuando deje de ser residencia para otros usos sociales aún por definir.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí