El importe entre estas dos áreas suponen unos 38,2 millones de euros, casi el 44 % del total del presupuesto

El presupuesto más alto de la historia de la Diputación de Zamora, cifrado en 87,8 millones, irá destinado a un sinfín de áreas y de partidas relacionadas con la provincia y el mundo rural, marco de actuación de esta institución. La previsión trae dos áreas con un fuerte impacto económico, mientras que otra partida, como IFEZA, pierde poder en los presupuestos de este año.

El Área de Personal asciende hasta los 24,5 millones de euros, la partida más alta del presupuesto del año 2023, lo que supone un 28 % del total. Tal y como explicó Javier Faúndez, presidente de la institución, el importe de esta área viene motivado por el acuerdo que se alcanzó en enero para aumentar las nóminas y compensar el IPC.

El otro área con protagonismo en estos presupuestos es el de Bienestar Social, con 13,7 millones de euros destinados. El propio Faúndez reconoció sentirse “orgullo de ello”, ya que con este partida “asumimos el compromiso de cuidar a niños y mayores en el medio rural”. Una cifra de impacto que es consecuencia del Contrato de Ayuda a Domicilio, que asciende a 9 millones de euros. El presidente desgranó algunos detalles de este contrato, como las “481.000 horas a disposición de los habitantes de la provincia, más de 1.325 personas atendidas en 2023, y más de 457 auxiliares contratados que viven en los pueblos, por lo que atendemos y creamos empleo”.

A partir de ahí, destacan otras previsiones, como la del Área de Desarrollo Económico, a la que se le destinan 8,14 millones de euros, con programas como DIPNAMIZA, cuya partida es de 2 millones de euros para que los ayuntamientos contraten trabajadores, o el Área de Protección Civil y Bomberos, que con 4,5 millones presupuestados, traerán una importante novedad: la instalación de una caseta con elementos de protección contra los incendios. Esta partida es consecuencia de que muchos ayuntamientos no tengan material contra el fuego, y por lo tanto, no puedan actuar hasta la llegada de los bomberos.

Por la otra parte, también existen partidas con menos dinero que en el anterior ejercicio, como la Depuración de Ayuntamientos en menos de 500 habitantes, que cae en 200.000 euros debido a un “atasco”, aunque el presidente afirma que “estamos redactando proyecto para lanzar 17 actuaciones financiadas”, y por otro lado, IFEZA, que ve reducida su partida en 121.000 euros para este año, quedando el presupuesto en 518.000 euros. Una decisión que el Faúndez justificó afirmando que el recinto tiene que cumplir su labor “con trabajo serio, con objetividad y con transparencia”. “No vamos a hacer fiestas, los más de 200.000 euros del año pasado de fiestas este año no se van a gastar”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí