La prohibición contemplada en el Plan Hidrológico de la CHD causaría graves pérdidas económicas y de empleos en la región

El Grupo Popular ha defendido en el Pleno de las Cortes de Castilla y León que las plantaciones de chopo sean, como hasta ahora, un uso permitido en las zonas de ribera de la Cuenca Hidrográfica del Duero, y que el Gobierno de España, a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, como organismo titular de la cuenca, contemple expresamente este uso en la revisión del Plan Hidrológico de la Cuenca Duero 2022-2027, sometido en la actualidad a información pública por parte en dicha entidad.

La procuradora zamorana, Leticia García Sánchez, ha expuesto que tal y como se puede comprobar el nuevo Plan Hidrológico y su proyecto normativo, concretamente su artículo 34, recoge textualmente que “con carácter general, no se permitirán las plantaciones de cultivos arbóreos (plantaciones de variedades monoclonales en marcos regulares) en el cauce de los ríos. No obstante, cuando el río disponga de deslinde cartográfico en el SNCZI y se hayan delimitado sus cauces activos, se podrán autorizar las plantaciones comerciales en el dominio público hidráulico, respetando la anchura mínima de espacio ribereño (ARmin) a que se refiere el artículo 18 de esta Normativa, en la que en ningún caso se permitirán estas plantaciones comerciales”.

Del mismo modo, Leticia García ha indicado que esta redacción supone en la práctica la prohibición de las plantaciones de chopos en la inmensa mayoría de los terrenos de ribera de la cuenca del Duero y la eliminación de un uso tradicional que ha conformado a lo largo de los años un paisaje ribereño vinculado al medio rural con importantes beneficios ambientales y económicos, como se ha puesto de manifiesto en diferentes estudios.

“Ello plantea una gran confusión e incertidumbre entre los propietarios de las parcelas próximas a los ríos, buena parte de ellos ayuntamientos y entidades locales. Todo ello provoca cuantiosas pérdidas económicas en Castilla y León, estimadas en más de 5000 hectáreas afectadas, 1300 empleos anuales perdidos (323 en la provincia de Zamora) y más de 20 millones de euros que las entidades locales y propietarios forestales dejarán de percibir cada año”.

Con la presentación de la Proposición No de Ley, el Grupo Parlamentario Popular recoge la preocupación y demandas manifestadas por diferentes asociaciones de propietarios, instituciones y empresas forestales.

Cabe señalar que en la cuenca del Duero de Castilla y León hay 75.000 populicultores, de los que casi la mitad son entidades locales, para las que los ingresos procedentes de las choperas son básicos, en muchos casos superior al 50%.

A los populicultores se suma la industria maderera de Castilla y León, fundamentalmente fabricantes de contrachapado, tableros y derivados que dependen de estas producciones, como es el caso de la industria LOSAN recientemente instalada en la localidad zamorana de Villabrázaro.

Por tanto, se trata de un sector importante, plenamente competitivo y de gran futuro para el desarrollo económico y social de las zonas rurales de Castilla y León, como Zamora.
Zamora es la tercera provincia más perjudicada en Castilla y León con esta revisión, con 646 hectáreas afectadas que, junto con los tramos de río sin publicar, le hacen llegar a un valor próximo a las 1.000 hectáreas

La Proposición No de Ley del Grupo Popular evidencia el valor de la populicultura y el sector forestal en Castilla y León, e insta al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, de quien dependen todas las Confederaciones Hidrográficas, a establecer un criterio común que permita las plantaciones de chopos en las zonas de ribera, es decir, en las zonas de dominio público hidráulico de todas las cuencas hidrográficas de España.

El Grupo Popular considera que no es concebible que, en el momento en que nos encontramos, se dé la circunstancia de que existan Confederaciones que permitan el cultivo de chopos en las Zonas de Dominio Público Hidráulico, como es el caso de la CH del Ebro, o incluso otras que lo fomenten, como la CH del Miño-Sil, mientras que en Castilla y León la CH del Duero lo prohíba y limite las posibilidades de desarrollo de la populicultura precisamente en las zonas de cultivo de chopo más importantes de España.

“Una vez más, comprobamos como el Gobierno de España pretende poner trabas al desarrollo económico del medio rural de Zamora enarbolando la bandera del falso ecologismo de moqueta que practica el PSOE, y que tiene como antecedente reciente la injustificada prohibición de la caza del lobo al norte del Duero”, ha expuesto Leticia García.
Finalmente, la procuradora zamorana ha concluido que “el Ministerio y la CHD están maltratando a Zamora y se están extralimitando en el ejercicio de sus competencias, permitiendo unas especies arbóreas y otras no, en contra del criterio de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, competente en la materia”.