Serán cuatro las muestras presentes este año, y se recuperan los habituales conciertos de Oro, Incienso y Mirra

Un año más, la Asociación Cutural «El Portal de San Vicente» lleva a cabo una representación belenística de nivel dentro de la Iglesia de San Vicente. Desde 2016, que fue comenzó esta iniciativa, hasta este 2023, han pasado siete años que, a pesar de la pandemia, han servido para evolucionar y consolidarse como una muestra ya asentada en la capital.

Eso sí, la provincia tiene parte importante en esta muestra. Tras la fuerte apuesta del año pasado, este año el número de belenes es menor, pero tal y como afirma Nicolás Velasco, uno de los representantes de la asociación «se baja el número pero la calidad es mayor». Así, serán cuatro los belenes que estarán desde el sábado disponibles para visitar.

Un belén procedente de Toro, otro de Coreses, otro de Tábara y un Napolitano completan la nómina del 2023. Novedad son los dos últimos. El de Tábara por su imponente tamaño, de casi cinco metros y con unas figuras cuidadas al detalle. Y el Napolitano, que a pesar de haber sido protagonista también el año pasado, este año sus piezas están vestidas con prendas típicas de la provincia de Zamora, algo que sin duda, promete ser curioso para los visitantes.

Además, al fin la Asociación ha podido recuperar los conciertos de Oro, Incienso y Mirra, en referencia a los tres Reyes Magos. El primero de ellos correrá a cargo de Auris Cantibus, el segundo a cargo del Coro Sacro Gerónimo Aguado, y por último, será Aliza el que cierre la terna.

Además, esta exposición belenística también estará abierta a recibir visitas de colegios y niños que no quieran perderse la magia de estas construcciones que poco a poco, van colocando a Zamora en el mapa del belenismo internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí