La organización considera que «la prueba ha sido superada» con localidades agotadas y más de 5.400 espectadores presenciales, a los que hay que sumar otros muchos ‘virtuales’ de la parte retransmitida vía ‘streaming’

Las XXVII Jornadas Internacionales de Magia de Zamora han permitido constatar la fidelidad de un público que ha cumplido escrupulosamente con las medidas de seguridad ante el coronavirus.

El reto de celebrar del festival en la actual situación sociosanitaria ha supuesto un esfuerzo añadido y renovado en cada una de las 56 actividades, no solo para la organización y los artistas, sino también para los espectadores, siempre respetuosos con las normas de higiene, distanciamiento, acceso y desalojo ordenado de los espacios. La implicación de todos ha servido para poner en pie una edición especial en la que las limitaciones no han impedido vivir la ilusión inherente al mundo de la magia.

La organización considera que «la prueba ha sido superada» en una convocatoria en la que «cada día ha supuesto una aventura» y en la que el éxito no puede medirse en la afluencia masiva de espectadores.

En un contexto de aforos reducidos y con las medidas de seguridad incrementadas respecto a las condiciones exigidas por la normativa anticoronavirus, el público ha llenado las plazas disponibles y las 56 actividades programadas se han desarrollado sin contratiempos tras solventarse cualquier dificultad surgida.

Más de 5.400 espectadores han respondido a la oferta y han agotado las localidades disponibles, a los que hay que sumar otros muchos ‘virtuales’ que han seguido las retransmisiones vía ‘streaming’.

Tras el cierre de la edición celebrada desde el 4 de septiembre hasta ayer domingo, la organización comienza los preparativos de la extensión del festival, que como es habitual se celebrará en Navidad. Entre las actividades previstas destaca la tercera Maratón de Magia de Cerca #24horasdemagia, a la que este año se dará una vuelta de tuerca.

Durante los diez días de celebración de las XXVII Jornadas Internacionales de Magia, Zamora y cinco municipios de la provincia (Villaralbo, Fermoselle, Roales del Pan, Coreses y Morales del Vino) han acogido espectáculos de trece magos de seis países.

Las Jornadas han podido mantener buena parte de sus apartados principales: ‘Magia de calle’, ‘Magia viajera’, ‘English is Magic’ y ‘Magia para soñar’ y el gran espectáculo del Teatro Principal, así como el de reciente creación ‘La magia de la lectura’, además de estrenar nuevas actividades, como las ‘Sombras mágicas’ en el Museo Etnográfico, el reparto de varitas mágicas para niños y el sorteo de cajas con material relacionado con el género escénico.

El objetivo de llevar la ilusión a los espectadores, en unos tiempos en los que es especialmente necesaria, ha encontrado un aliado en las nuevas tecnologías, con una parte de la programación emitida vía ‘streaming’ y con fórmulas novedosas, como el sistema híbrido de entradas presenciales y virtuales que ha permitido asistir al estreno de ‘Luis de Matos CONECTADOS’, que el prestigioso mago portugués ha ofrecido tanto para los asistentes al Teatro Principal como para quienes optaron por seguir el espectáculo desde sus casas a través de la plataforma Zoom.

En aforos reducidos en sala y espacios acotados y controlados al aire libre, el festival ha ofrecido 56 actividades y 45 funciones a cargo de prestigiosos artistas: el portugués Luis Matos, el brasileño Andrely, el británico Cliff, los argentinos Carlos Adriano y el dúo Brando y Silvana, el francés Jonathan Barragán, y los españoles Luigi Ludus, Pepín Banzo, Martilda, Francis Zafrilla, Kayto y Héctor Sansegundo.