Requejo: “Lo importante es conocer de primera mano las necesidades reales de los empresarios”

El apoyo a los emprendedores de la provincia es una de las prioridades en las que se ha centrado la Diputación Provincial de Zamora desde que se encuentra al frente Francisco Requejo. Un apoyo fundamental para luchar contra la despoblación y ayudar a todas las personas con ganas de iniciar su propio negocio en la provincia.

“Lo primero de lo que nos dimos cuenta cuando empezamos a gobernar es que las subvenciones que se estaban destinando a los emprendedores estaban obsoletas y había que mejorarlas para que dieran su fruto”, detalla el Presidente de la Diputación de Zamora.

Así, comenzó una ronda de visitas a empresas rurales. “Lo importante era conocer de primera mano la actividad de los empresarios locales para recoger cuáles eran sus necesidades y nos aportarán sus ideas”, relata Requejo.

Acercarse a los productores locales para escucharles y además informarles de las ayudas fue algo fundamental. “Queríamos redactar unas bases más acordes que se dirigieran a las necesidades reales de los empresarios”, añade.

En este sentido, se modificaron los criterios de valoración para optar a las subvenciones dando mayor relevancia a ciertos parámetros como el número de habitantes del municipio para fomentar el asentamiento de población o el tipo de producción primando los productos ecológicos. Asimismo, se centraron en impulsar la incorporación de mujeres y jóvenes al mundo rural. Sin olvidar, ayudas destinadas a la modernización de equipos y la innovación.

En definitiva, una convocatoria más abierta en la que se incluyó también a Toro y Benavente para facilitar el asentamiento de pymes en la provincia que generen actividad y empleo. Subvenciones a las que la Diputación aumentó su presupuesto pasando de 100.000 euros a 500.000 euros. Sin duda, un fuerte respaldo para la puesta en marcha de empresas y la modernización de las ya existentes que tuvo su respuesta.

“La participación en las mismas se triplicó. De 28 solicitudes recibidas en 2019 se llegó a 82 en el año 2020”, expone el Presidente.

Un éxito que espera repetirse en la convocatoria de 2021 en la que ya se trabaja desde la Institución Provincial. “Se ha enviado una carta a empresarios y asociaciones ya que este año por la pandemia no se les ha podido ir a visitar presencialmente. No obstante, en la redacción de las bases hemos vuelto a tener muy en cuenta sus aportaciones”, explica Requejo.

“El objetivo de la Diputación es que la gente que quiera emprender tenga nuestro apoyo y los que ya cuenten con negocios puedan ampliarlos y modernizarlos acorde a la situación actual del mercado”, reitera el Presidente.

Un revulsivo para la creación de nuevos proyectos empresariales y la mejora de los existentes en el que también se trabaja desde otros ámbitos como, por ejemplo, reforzando la presencia de las empresas y marcas de Zamora en ferias nacionales e internacionales. También se buscará dar un impulso al cooperativismo por lo que desde el Área de Desarrollo Económico de la Diputación se destinará una partida presupuestaria de 50.000 euros que ayude también a fomentar el sector primario, tal y cómo avanza el Presidente de la Institución.