El conjunto zamorano se impone en tierras sevillanas por 72 a 87

Pintaba mal, pero que muy mal el partido para el CB Zamora al descanso de su encuentro con el Morón de la Frontera. A la vista del mal juego desplegado tanto en defensa como en ataque, el 44 a 34 con el que los jugadores de Saulo Hernández se fueron al descanso parecía el menor de los males para el conjunto blanquiazul.

El conjunto zamorano mostraba una defensa de cristal y una especial torpeza en ataque. Con un triple de 14 intentos, los de Saulo Hernández se estrellaban una y otra vez contra la defensa local, que aupada por su afición, no dejaba apenas resquicios para los anotadores del CB Zamora.

El descanso supuso un bálsamo para un noqueado CB Zamora. Los de Saulo Hernández salieron al tercer cuarto con una mentalidad ganadora que dejó helada a la afición de La Alameda. Un parcial de 0 a 10 servía para empatar el partido con un Paukste más intimidante que nunca.

La defensa en zona se le atragantaba a Morón, que finalmente terminó encajando un parcial de 9 a 28 en el tercer cuarto para llegar a los últimos diez con un esperanzador 53 a 62.

El último cuarto fue toda una demostración de casta y orgullo por parte del CB Zamora, que aguantó las embestidas locales con el oficio de un equipo campeón.

Los triples empezaron a llegar y la defensa visitante se mostró un muro infranqueable para un conjunto andaluz que terminó bajando los brazos en los minutos finales ante la efectividad blanquiazul.

Buckinham con 30 puntos se mostró más letal que nunca, seguido de Peris y Naspler con 16. Paukste con 10 puntos y 7 rebotes volvió a ser determinante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí