En represalia por la negativa de la Subdelegación a recibir sus demandas

La decisión del subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, de suspender la reunión que previamente se había pactado con los agricultores y ganaderos de la provincia para recibir sus quejas y demandas ha caído como un jarro de agua fría entre los manifestantes, que han amenazado con bloquear carreteras y autovías definitivamente.

El portavoz de los manifestantes este martes, Pedro Ballesteros, tras el ‘portazo’ en la Subdelegación, ha mostrado su indignación con la actitud del subdelegado y ha amenazado con medidas de presión “aún más duras”.

Un recrudecimiento de las movilizaciones que supondría el corte total de las carreteras y autovías en el territorio provincial. “Pedimos disculpas por las molestias a los que se vean afectados, pero la situación del sector es muy grave”, ha asegurado a las puertas de la Subdelegación.

Ballesteros ha insistido en que estas son unas movilizaciones protagonizadas por agricultores y ganaderos “a título personal” sin ningún tipo de afiliación política y sindical que tienen su origen en la delicada situación por la que atraviesan las explotaciones agrarias.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí