Embalse de Ricobayo

Se reúnen por primera vez con la eléctrica para analizar las compensaciones por el vaciado de Ricobayo durante este verano

Los alcaldes de los municipios afectados por el embalse de Ricobayo han pedido a los representantes de la compañía Iberdrola que ponga en marcha en Zamora un proyecto para desarrollar la pila verde de hidrógeno. Esa investigación podría llevarse a cabo a través de un Proyecto Estratégico para la Transformación y Recuperación Económica, Perte, uno de los instrumentos creados por el Gobierno central para aprovechar los fondos europeos.

Los alcaldes han planteado a Iberdrola que ese proyecto podría entenderse como una compensación  por los embalses que soporta la provincia de Zamora y supondría, además, una medida para luchar contra la despoblación.

La celebrada este lunes en Palacios del Pan es la primera reunión entre algunos alcaldes, representantes de los 19 municipios afectados por el vaciado del embalse de Ricobayo.

Los representantes municipales de San Cebrián de Castro, Andavías, Palacios, Carbajales, Muelas del Pan y San Pedro de la Nave han sostenido ante Iberdrola las demandas que ya habían expresado anteriormente: el mantenimiento el nivel del embalse al menos al 70% y la elaboración de una auditoría para evaluar el impacto ambiental que ha creado el desembalse. La primera petición será sometida a estudio por parte de la eléctrica. Más complicado parece que pueda aceptar la segunda propuesta de los alcaldes, ya que el delegado institucional de Iberdrola en Castilla y León, Miguel Calvo, ha sostenido que siempre se ha actuado de forma legal y cumpliendo la función que tiene el embalse, que es producir energía para satisfacer la demanda de los ciudadanos.