Las últimas lluvias han llevado a los embalses a incrementar notablemente sus reservas

La borrasca Nelson, de infausto recuerdo tras obligar con sus precipitaciones a la suspensión de siete procesiones durante la pasada Semana Santa, por lo menos, ha tenido un efecto muy beneficioso en lo que se refiere al agua embalsada en los pantanos de la provincia.

A estas horas, los embalses de Zamora están por encima del 87% de su capacidad, un porcentaje muy alejado del registrado en otros años.

Valparaíso está en estos momentos por encima del 95%, Castro por encima del 91% y Villalcampo al 88%. Es llamativo el porcentaje de llenado del embalse de Ricobayo en el Esla, que por su enorme capacidad resulta siempre más complicado llenar, y que está en la actualidad al 87,5%.

En la comunidad los embalses están por encima del 82%, lo que aparte de ser una buena noticia, supone una garantía de cara a la próxima campaña de riego que a estas horas parece asegurada.

Estos niveles de llenado contrastan con los porcentajes registrados en el conjunto del país, que con una media de 57,8 % está muy por debajo de la media provincial. Contrastan las enormes diferencias entre el porcentaje de llenado de los pantanos zamoranos con los datos de comunidades como Andalucía 30 %, o Cataluña 15,5 %.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí