UGT y CC.OO señalan que es necesario redistribuir el trabajo como una forma de combatir el paro

Los representantes de Comisiones Obreras y UGT, las dos organizaciones que encabezaron la manifestación, manifestaron la necesidad de “seguir reclamando derechos y avances, porque quedan muchos retos por delante”, según  afirmó Trinidad Acebes, de CC.OO, minutos antes de iniciarse la movilización.

“Hay que continuar pidiendo que siga mejorando el empleo en cantidad y en calidad por eso reclamamos el pleno empleo y que se mejoren las condiciones, con menos jornada, para disfrutar de la calidad de vida, y también con un aumento de los salarios”.

Pero, además, la actualidad política se coló de manera expresa este año en la manifestación del 1 de mayo y Trinidad Acebes reconoció que “este año, además,  la situación hace que haya que añadir al lema de la manifestación, la defensa de la democracia y de las instituciones legalmente elegidas”.

Se mostró partidaria de tomar medidas porque estamos, dijo, “en un momento de ataques y crispaciones que no se pueden seguir produciendo, no todo vale.”

Por su parte, el representante de UGT en Zamora, Juan Escudero, señaló que es necesario “redistribuir el trabajo como una forma de combatir el paro” más en una provincia como Zamora de la que los jóvenes han de salir buscando trabajo a zonas limítrofes “porque aquí no hay”. Reduciendo las jornadas, apunta, tiene que ampliarse el campo de trabajo.

Esa medida tiene que ir acompañada de un aumento del salario. “Parece que siempre que vienen mal dadas, los sueldos se recortan, pues ahora que estamos, si no en una época de bonanza económica, si al menos de ascenso progresivo, es el momento de que eso revierta en los salarios”.

Junto a los sindicatos mayoritarios,  han estado representados distintos sectores, como Enseñanza de Comisiones Obreras, que reclama la reducción de jornada para el profesorado a partir de los 55 años, y la Federación de Sanidad de este mismo sindicato. Su representante, Ana Rosa Arribas, señala que es necesario que se cumpla la directiva europea sobre temporalidad, que se paguen los sábados a todos los trabajadores por igual y se reconozcan los solapes a todas las categorías que lo hacen. Además, añade, deben abrirse los grupos de atención primaria, “donde hay unas necesidades imperantes”. Minutos antes de la manifestación, declaró también la posición contraria del sindicato a la nueva Ley de Dependencia, “porque no cubre ratios sanitarios ni no sanitarios y se trabaja con una población muy vulnerable que precisa de un personal profesionalizado en cualificación y en cuantía”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí