Acusan a las administraciones de no velar por los intereses de los vecinos y defender a las empresas

Vecinos de Faramontanos de Tábara se ha concentrado este domingo para protestar por la construcción de una macrogranja de porcino en su pueblo.

Los manifestantes han acusado a las administraciones de no velar por sus intereses y en cambio defender los de las empresas. En especial han cargado contra la Junta, a la que han acusado de estar “a favor de todos los proyectos de macrogranjas y macro industrias que se instalen en la comunidad autónoma”.

“El medio rural les queda muy bien para las fotografías de campaña electoral, pero no hacen absolutamente nada por garantizar la vida en nuestros pueblos. Tampoco hacen nada para luchar contra la despoblación. Al contrario, todas las medidas que plantean tienen como consecuencia que los pueblos se sigan vaciando” han afirmado en un comunicado.

Han criticado a la alcaldesa por  “decir una y otra vez que está obligada a facilitar la instalación del proyecto industrial, que nada puede hacer. Sin embargo, no hay que irse muy lejos para ver que si un ayuntamiento rechaza este tipo de proyectos puede tomar medidas que ayuden a evitarlos”.

Han citado los casos de Tábara o Pozoantiguo, donde las normativas municipales han hecho que las empresas que se querían implantar hayan huido.

“Lo que ocurre aquí, en Faramontanos, es que no se ha querido. Por eso no se ha intentado paralizar la macrogranja. Pese a las protestas de los vecinos, el equipo de gobierno con la alcaldesa al frente está a favor de la macrogranja”, han señalado para consternación de los vecinos.