La procesión estrena recorrido y traslada el acto de recuerdo a los fallecidos a la Catedral

La Hermandad Penitencial de Nuestro Señor Jesús de Luz y Vida ha recorrido este Sábado de Pasión las calles zamoranas recordando a los que ya no están. El desfile de una de las procesiones más jóvenes de la ciudad ha comenzado a las 20:00 horas en la Plaza de la Catedral para realizar un recorrido de más de dos kilómetros que muy poco tiene que ver con el realizado en años anteriores.

En esta ocasión, y debido a las obras en el Puente de Piedra, la procesión ha desfilado por las calles del casco histórico sin cruzar el rio y sin celebrar el acto de homenaje a los fallecidos en el crucero del cementerio San Atilano.

Las novedades de este año han sido el traslado del homenaje al atrio de la Catedral y el recuerdo al escultor Ricardo Flecha en la plaza de Santa María la Nueva, donde el coro de la hermandad ha entonado el ‘De Profundis’, junto al Barandales de bronce, uno de las imágenes más señeras del escultor zamorano.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí