PP y Vox se comprometen aponer en marcha un gobierno “sólido y estable” en torno a un programa de gobierno común

El presidente en funciones de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tras anunciar a primera hora de la mañana un acuerdo con Vox, ha confirmado este mediodía que el pacto con la formación de García Gallardo incluye la cesión de tres consejerías y una vicepresidencia al partido de ultraderecha.

Mañueco ha rehusado concretar qué áreas serán a partir de ahora competencia de Vox y se ha limitado a asegurar que el pacto alcanzado este jueves tiene gira en torno a un “acuerdo programático”, sin tener nada que ver qué consejerías irán a parar a cada partido.

Un pacto que tanto PP como Vox tienen la intención de que sea “fuerte, estable y sólido” y que garantice una legislatura tranquila y duradera, evitando así que sea posible la presentación de mociones de censura sustentada en tránsfugas y pactos ocultos.

El candidato de Vox, Juan García Gallardo, ha confirmado todos los acuerdos hechos públicos por Mañueco, y se ha limitado a asegurar en varias ocasiones que el pacto solo persigue beneficiar a los ciudadanos de Castilla y León sin que se hayan puesto sobre la mesa intereses partidistas o reparto de consejerías.