El presidente de la Junta asegura que se impulsará una ley que blindará la atención sanitaria a las personas que viven en el medio rural

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado hoy que el plan de Aliste no se va a aplicar, sino que se buscará el mayor consenso posible para encontrar la mejor solución para cada zona de salud.

Así, ha anunciado, que se impulsará una Ley que blindará la atención sanitaria a las personas que viven en el medio rural de Castilla y León, desde el máximo diálogo con profesionales y alcaldes. «El objetivo es garantizar más recursos humanos, materiales y de transporte sanitario de urgencia en los pueblos de la Comunidad», ha expresado.

Así lo ha afirmado Fernández Mañueco antes de mantener una reunión en Zamora con los representantes del Tercer Sector, con los que «se mantienen fuertes lazos de colaboración que contribuyen a que los Servicios Sociales de Castilla y León estén a la vanguardia de España», ha dicho.