El presidente de la Junta reitera que todos los consultorios locales de la comunidad van a permanecer abiertos

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha explicado hoy en el Parlamento autonómico, durante la primera sesión de control al Ejecutivo tras el verano, que el objetivo de la reforma de la asistencia sanitaria que está planteando la Consejería de Sanidad es exclusivamente aumentar la calidad del sistema, potenciar su capacidad de resolución y modernizar la atención con las nuevas tecnologías, garantizando que toda persona tenga su personal médico y de enfermería estable.

Para ello, el jefe del Ejecutivo autonómico ha ofrecido al portavoz del grupo parlamentario socialista, Luis Tudanca, volver a sentarse a dialogar con el fin de “trazar la mejor sanidad para las personas de Castilla y León”. Un sistema “que tiene problemas, problemas comunes al conjunto de las comunidades autónomas, como la falta de profesionales” ha insistido, “pero también fortalezas”.

Entre esas fortalezas, Fernández Mañueco ha recordado que Castilla y León es la comunidad con mejor ratio de médicos de Atención Primaria de España; la segunda que más invierte por habitante en Atención Primaria, y que en el actual presupuesto se ha aumentado la dotación en Atención Primaria hasta el 20% del gasto del sistema de salud.

“Nuestro modelo de atención primaria es de calidad, con dotaciones y con eficiencia para proteger mejor a las personas”, ha subrayado el presidente del Ejecutivo autonómico, quien ha reiterado que todos los consultorios locales permanecerán abiertos.

Por todo ello, Fernández Mañueco ha ofrecido al portavoz socialista sentarse a hablar y pedir en común al Gobierno de España que establezca las medidas necesarias ante la falta de médicos en todas las comunidades. Asimismo, exigir un fondo extraordinario Covid para 2022, imprescindible para atender los sobrecostes que van a seguir existiendo en todos los servicios públicos, especialmente la sanidad.