El presidente de la Junta en funciones advierte durante su participación en la XXVI Conferencia de Presidentes de que muchas familias, empresas y sectores productivos «no pueden esperar más»

El presidente de la Junta de Castilla y León en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, ha mostrado hoy el respaldo de la Comunidad al Gobierno de España y a la Unión Europea en el conflicto de Ucrania. Así lo ha trasladado durante su participación en la XXVI Conferencia de Presidentes, celebrada en La Palma, en la que la ayuda humanitaria y acogida de refugiados procedentes de Ucrania ha sido el primer punto del orden del día.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo castellano y leonés en funciones ha destacado que en la Comunidad ya está en marcha un protocolo de actuación que incluye, entre otras medidas, la reserva de plazas residenciales y camas de hospital. Además, el próximo miércoles se celebrará una reunión con la Delegación del Gobierno, las corporaciones locales y el Tercer Sector para seguir trabajando en este sentido de forma coordinada.

Fernández Mañueco ha advertido de que gran parte del coste de las medidas -sanitarias, sociales, de educación, vivienda…- recaerá en las Comunidades Autónomas, por lo que ha incidido en la necesidad de  un fondo extraordinario que permita financiar este gasto.

Situación agravada

Durante su intervención, el presidente de la Junta en funciones ha recriminado el precipitado cierre de las minas y las térmicas, lo que ha llevado a que hoy se paguen las consecuencias en los altos costes de los precios de la energía. Una situación, ha advertido, que está llevando a que muchas familias y empresas lo estén pasando mal, así como sectores como la agricultura, la ganadería, el transporte o electrointensivo, por lo que ha urgido la aplicación de un tipo superreducido del IVA sobre el gas y la electricidad. En este punto, ha recordado que en Castilla y León, una comunidad generadora de energía, se han dado ayudas a las familias vulnerables para gastos de energía.

Son necesarias medidas para salir de la crisis que ya se venían sufriendo con la subida de los precios de los combustibles, la inflación, la escasez de suministros en algunos sectores, ha reclamado Fernández Mañueco, quien ha subrayado que el problema ya existía y “se ha agravado” con la invasión de Ucrania. Por este motivo, ha reclamado un plan de choque, con apoyo en forma de ayudas y reducción de impuestos a los sectores productivos afectados.

Además, ha demandado también que en el reparto de los Fondos Europeos se ha de contar con la opinión de los sectores productivos y de las Comunidades Autónomas, de modo que estas partidas sean eficaces.

El Gobierno de España “tiene nuestro apoyo” para la negociación de los fondos necesarios para afrontar la integración de los ucranianos que lleguen a España, ha recalcado Fernández Mañueco. Pero, ha añadido es necesario actuar de forma urgente, pues muchas familias, empresas y sectores productivos “no pueden esperar más”.