Acompañado sobre el escenario de la FRAH por Ana María Alves y Miguel Capucho

La decimoctava edición del Festival de Fados de Castilla y León ha sido clausurada esta calurosa noche de verano con la actuación de todo un referente de la canción portuguesa, Mario Pacheco.

Tras dos jornadas en las que Vanessa Alves y Matilde Cid han encandilado al público zamorano en el idílico escenario de la Fundación Rei Afonso Henriques, hoy era el turno del trío de guitarras de Mario Pacheco acompañado por las voces de los fadistas Ana María Alves y Miguel Capucho.

Su actuación ha cerrado un festival marcado por la limitación del aforo a 200 personas, en lugar de las 400 de los pasados veranos, debido a la necesidad de guardar la distancia de seguridad entre los asistentes para evitar contagios por Covid 19.