Raúl Álvarez y Silvia Fuentes se impusieron en una carrera en la que también tomaron la salida numerosos niños

El frío no ha impedido que alrededor de 200 corredores hayan disputado este viernes la primera prueba del calendario atlético de la provincia, que no es otra que la tradicional ‘Carrera de la Rosca’, coincidiendo con la celebración de las Fiestas de San Antón.

Una carrera popular que este año ha cumplido su trigésimo primera edición y que ha vuelto a disputarse en el entorno de la iglesia de San Antolín, como manda la tradición.

Este año los vendedores de la prueba han sido Raúl Álvarez y Silvia Fuentes, aunque como en años anteriores y quizá por la dureza de una prueba que siempre tiene un carácter festivo, lo importante ha sido una vez más el ambiente de camaradería y deportividad entre todos los asistentes.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí