Disminuyen un 30% las visitas al Castillo de Puebla de Sanabria

Los datos turísticos recogidos por la Oficina Municipal de Turismo de Puebla de Sanabria durante este mes de julio reflejan la realidad acorde con las circunstancias marcadas por la actualidad. El aumento de precios y la relajación de las restricciones de otros veranos han marcado tanto la reducción de los días de estancia como la búsqueda de otros destinos vacaciones, los cuales se habían aparcado durante los dos años anteriores. El gasto se ha moderado y es palpable en cuanto a la duración de las estancias medias: un 30% del cómputo de las estadísticas recogidas sólo pasa el día en la comarca por tanto no pernocta, más del 50% pasan tan sólo una noche y un 6% alarga la estancia a 8/14 días, siendo residual la estancia de más de quince días.

No obstante, las cifras siguen dando ánimos al sector si bien el impulso durante este mes ha sido más notable durante la segunda quincena. Así el castillo registró 6.548 visitantes (lo que supone un 30% menos que la campaña anterior), el museo de gigantes y cabezudos 3.842, la Escuela Micológica 177 y la Oficina de Turismo 1.931 consultas. Respecto a los templos abiertos para la visita la Iglesia Nuestra Señora del Azogue contabilizó 3.049 visitantes, la Ermita de San Cayetano 6.602 y la Iglesia de San Francisco 267 personas.

Los eventos culturales y festivos propuestos por el Ayuntamiento de Puebla de Sanabria han seguido contando con respaldo en este mes estival. Se espera la misma tendencia para las actividades programadas para el mes de agosto.

El factor climatológico ha marcado la demanda de los visitantes descartando (aunque con peticiones) las rutas de senderismo y apostando por un respiro en las zonas de sombra y de baño de la villa y comarca. La intranquilidad por la situación de los incendios también ha sido relevante durante este mes de julio, si bien desde la Oficina Municipal de Turismo se ha puesto en valor la necesidad de seguir visitando estos espacios y apoyar al territorio que lo forman sus pueblos y sus habitantes. El programa “Este verano en Zamora también visita la Sierra de la Culebra” está dando sus frutos y ya van viendo al castillo los primeros turistas que aprovechan esta iniciativa desde la Oficina de Turismo de Villardeciervos.

Las expectativas para el mes entrante son buenas si bien el reflejo de lo acontecido en julio puede también marcar finalmente el ritmo de la temporada.