El técnico rojiblanco asegura que los jugadores saldrán al campo ante Guijuelo sin pensar ya en la victoria conseguida ante Coruxo

David Movilla ha atendido a los medios de comunicación en el Ruta de la Plata para transmitir sus sensaciones de cara al partido al que el conjunto zamorano se enfrenta el próximo domingo en casa contra el CD Guijuelo.

Tras la victoria frente al Coruxo asegura, al igual que Carlos Ramos, que no hay ninguna euforia en el vestuario: “Ni la hay ni la habría con diez, que no va a ser el caso este año por si alguno lo espera. Estamos muy centrados en lo que debemos hacer y no se afronta de una manera diferente a como se haría con otro resultado el domingo pasado”.

El míster ha confirmado que serán bajas Asiel y Ángel Romero, no siendo la de este último de gravedad: “Anda cargado, ya lo estaba la semana pasada, así que no vamos a forzar, no va a ser bueno para él”.

Del Guijuelo, el bilbaíno asegura: “Son dominadores del balón, del juego, el perfil de sus futbolistas va esa línea, con un nivel técnico muy elevado, futbolistas con mucho talento y mucha calidad, y ya lo demostraron aquí hace unas semanas, que es un equipo que técnicamente juega muy bien y que ofrece mejores registros seguramente como visitante que como local, ya que el campo que tienen yo creo que no les beneficia para su idea de juego”.

Bajo su punto de vista, en su encuentro contra el conjunto zamorano en el Memorial Agustín Villar: “Fueron muy superiores a nosotros. Independientemente del resultado, la productividad durante esos 45 minutos fue muy elevada, nos llegaron de una manera muy fácil, demostraron el nivel que tienen y vamos a necesitar mejor nivel que el que dimos en pretemporada, y también mejor nivel que el que dimos en Coruxo. Tenemos muchas ganas de quitarnos la segunda parte que hicimos allí que nos dio muy mala sensación”.

Para Movilla: “Si no damos una mejor versión, el Guijuelo va a ser muy superior también a nosotros como lo fue en pretemporada, somos conscientes de ello. Y luego que siempre digo que un equipo de fútbol es un ser vivo y que tenemos que evolucionar”. Además, añade: “Cada día es un partido diferente, un contexto diferente, y ante ello vamos a tener que adaptarnos y dar mejor nivel. Lo ilógico es que nos valga en esta categoría el partido que hicimos en Coruxo”.

Al técnico rojiblanco le gustaría por supuesto que hubiera público, “pero no pierdo un segundo de energía en pensar en lo que nos gustaría. Tenemos toda la energía puesta en lo que es, en adaptarnos, en dar la mejor versión del Zamora, y en sentir y generar la energía necesaria para que esa falta de empuje desde fuera seamos capaces de generarlo nosotros desde dentro”. Y continúa: “Independientemente de que lo hagamos sin nuestra gente, tenemos que exigirnos más si cabe, porque cuando está nuestra gente ese aliento nos ayuda a ganar muchas veces”.

Respecto a si el 11 que veremos el próximo domingo estará basado en el bloque fuerte de la temporada anterior: “Para mí todos son iguales, todos llevan este escudo, vamos a necesitar de todos. No me paro a pensar vamos a sacar 8, 10, 11…, no es un elemento a la hora de tomar la decisión de quiénes juegan. Buscamos lo mejor para cada partido y el domingo buscaremos otro 11 que algunos serán los mismos, algunos serán diferentes, o será el mismo 11, pero no es un referente los que estaban y los que no están”.

Es más, señalaba: “Me consta que todos tienen un propósito común que es el del equipo por encima del suyo individual, y eso lo estoy viendo cada día. Es una verdadera gozada todo lo que transmiten estos jugadores, tanto los que se han incorporado este año como los que estaban la temporada pasada”.