El técnico vasco reconoció que su equipo no aprovechó la ventaja numérica

David Movilla cumplió su partido numero 100 al frente del Zamora y lo hizo con derrota. Sin embargo, se mostró satisfecho con la imagen del equipo durante 75 minutos, momento en el que el Celta B se quedó con 10 jugadores.

El técnico reconoció la falta de pegada, pero se mostró optimista respecto a la imagen, la cual considera “mejor que la del partido del Tudelano”, además de afirmar que se consiguió controlar a un equipo que genera muchísimas ocasiones.

Por último, en el aspecto anímico, Movilla se mostró fuerte mentalmente asegurando que a él no le afecta el bache y que “a los jugadores seguro que tampoco”.