El técnico rojiblanco ha destacado la gran segunda parte del equipo rojiblanco

Malos augurios para el Zamora CF en su lucha para conseguir el ascenso a Primera RFEF tras la derrota por 2 a 0 ante el Sant Andreu en el partido de ida. El primero en teñir de negro el futuro del equipo zamorano ha sido su técnico, David Movilla, que ha reducido a un 5% las posibilidades de que los rojiblancos remonten en el marcador el 2 a 0 encajado este domingo. “Si hay un 5% de posibilidades, vamos a ir con todo a por ellas”, ha subrayado.

En su resumen del encuentro, Movilla ha reconocido que el equipo salió en la primera parte con una intensidad “no acorde” con la importancia del encuentro. Una falta de ritmo que condenó a los visitantes, que encajaron dos goles en apenas media hora.

A diferencia de la primera parte, en el segundo tiempo, el equipo zamorano tuvo “hasta seis ocasiones claras de gol, entre ellas, un poste”, ha señalado Movilla.

Los locales tuvieron éxito en la defensa del resultado, apoyándose en gran medida en la presión del público. “El rival ha hecho valer con efectividad el factor campo”.

Con respecto a las polémicas arbitrales, Movilla ha afirmado tajante: “Nunca me quejo”. Aun así, ha reclamado respeto para sus jugadores. “No podíamos ni hacer una observación de forma educada”.

Sutilmente, de todas formas, ha mostrado su disgusto con el trabajo de los colegiados. “Pedimos el mismo arbitraje en casa”, ha señalado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí