Pese a la mejoría, el conjunto pistacho cae por 22 a 24 ante Handbol Mallorca, el penúltimo clasificado

Este no es el año del Balonmano Zamora. Pese a la evidente mejoría en el juego, el conjunto ‘pistacho’ no levanta cabeza y los resultados nunca acompañan. Este sábado, los de Diego Soto, tenían uno de esos partidos que ‘hay que ganar sí o sí’, con el Handbol Mallorca, penúltimo clasificado en la tabla con solo tres victorias en el campeonato. No eran solo los puntos, ni recortar distancias con los de arriba, se trataba de recuperar la moral y demostrar que el equipo también sabe ganar.

Pero no. No hubo suerte. Y encima, el equipo cayó por dos tantos. Dos.

En la primera parte el Balonmano Zamora apenas logró estar por delante en el marcador en el 1 a 0 inicial. A partir de ahí, los isleños se pusieron por delante en el electrónico para llegar al descanso con un más que preocupante 10 a 14.

En la segunda parte, aunque los pistacho no lograban superar a los visitantes en el marcador, lo cierto es que apretaron las clavijas de Mallorca y se acercaron hasta poner en duda la victoria. Con el público entregado, las distancias se recortaron hasta los dos puntos, pero ya no hubo tiempo para más.

Rafael Paulo, con sus once goles, fue el más efectivo en ataque, faceta en la que estuvo poco y mal acompañado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí