Los alumnos del centro educativo forman este lunes, 18 de diciembre, una “cadena colaborativa” para recoger alimentos en el barrio de San José Obrero y trasladarlos a la parroquia, que se encargará de entregarlos a familias con necesidades

El colegio Nuestra Señora del Rocío vive con especial compromiso el presente tiempo de Adviento, en el que se ha propuesto echar una mano a las familias que peor lo pasan en Zamora. De ahí, que sean los propios alumnos los protagonistas de una iniciativa que va a contribuir con alimentos a mejorar, en la medida de lo posible, las circunstancias de las personas que viven en zonas desfavorecidas, a quienes les harán llegar la ayuda por medio de la parroquia de San José Obrero.

De esta forma, el próximo lunes, 18 de diciembre, alumnos y profesores tienen previsto recoger alimentos aportados por los vecinos en los diferentes puntos de entrega, situados en los diversos establecimientos colaboradores del barrio de San José Obrero para, a continuación, formar una cadena colaborativa y trasladar de esta manera tan simbólica estos productos no perecederos hasta la propia iglesia. Asimismo, los estudiantes colocarán este día un estand en el número 32 de la avenida de Galicia (junto a la peluquería Baltha), para recoger todos aquellos alimentos que quieran donar los zamoranos.

Las donaciones, tal y como se ha afirmado, irán destinadas a familias con necesidades de la parroquia de San José Obrero y de otras vinculadas a zonas desfavorecidas de Zamora. Nuestra Señora del Rocío quiere dar las gracias, por este motivo, tanto a la parroquia de San José Obrero, como a la Asociación de Vecinos del barrio, que organizan y colaboran en esta “Operación kilo” junto con el centro educativo.

Recogida en el centro

La iniciativa del próximo lunes se suma a la campaña que el centro está desarrollando en los últimos días, con el fin de reunir en sus instalaciones tanto alimentos no perecederos como productos de higiene. De hecho, cada curso se ha encargado de recoger productos para el desayuno, dulces navideños, pasta o conservas, aceite y legumbres, además de los citados artículos para la higiene.

La recogida se sumará a la colecta del día 18 de diciembre, una actividad que se enmarca en el objetivo del centro para este curso, bajo el título “La mirada”. “Es momento de mirar al que tenemos al lado y necesita nuestra ayuda, por eso solicitamos vuestra participación en la Operación kilo”, afirman los responsables, dirigiéndose a los integrantes de la comunidad educativa y al entorno próximo, el barrio de San José Obrero.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí