“Me hubiera gustado despedirme en la pista pero las circunstancias son las que son y en una temporada triste, dura e inolvidable como ésta, me toca decir adiós”, lamenta el jugador pistacho

El jugador del Balonmano Zamora, Octavio Magadán, ha anunciado hoy su retirada del club pistacho. En un emotivo comunicado ha expresado su tristeza por una retirada “obligada” a causa de una lesión en su rodilla.

Magadán explica que tras las últimas pruebas realizadas en surodilla izquierda y las consultas hechas a los distintos especialistas durante estos últimos meses, debe abandonar el deporte profesional para no agravar aún más el estado de su rodilla.

“Me hubiera gustado jugar muchos años más y, por supuesto, haber podido despedirme en la pista, disfrutando y sonriendo como siempre, pero las circunstancias son las que son y en una temporada triste, dura e inolvidable como esta, me toca decir adiós”, lamenta.

Magadán pide en su carta “comprensión” ya que no se siente con fuerzas para dar más explicaciones.

“Necesitaré un tiempo para asimilar todo esto y acostumbrarme a mi nueva vida, así que me gustaría pediros un poco de comprensión. Es muy difícil escribir esto una vez, pero creo que queda suficientemente claro y no me siento con fuerzas para dar más explicaciones uno a uno y contar nuevamente lo mismo”, dice

Por último, el jugador pistacho ha querido dar las gracias a todas las personas que le han acompañado durante tantos años en el Balonmano Zamora con esta palabras:

“A toda la directiva, entrenadores, compañeros y excompañeros que se convirtieron en amigos. A los medios de comunicación, que siempre tuvieron buenas palabras.

A la afición, que nos llevó del Camba al Ángel Nieto, de 2ª Nacional a Asobal.

A mis amigos, que me siguen en la sombra. A los míticos, anda que no tenemos batallas para recordar. Y especialmente a toda mi familia, con mención especial para mis padres, mi mujer y mi hijo (no te imaginas la pena que me da que no hayas podido verme jugar más), sin vosotros nada hubiera sido posible.

Muchas gracias y mucho ánimo para todos en esta situación que nos ha tocado vivir por el coronavirus, eso es lo realmente importante. Nos vemos en las gradas, cuando se pueda”.

Una despedida triste en una temporada triste.