Omar Cadenas Blanco, afincado en Zamora, ha logrado una gran hazaña este fin de semana después de un inicio de campeonato complicado ya que durante la mañana del sábado, tras salir a las primeras cronos, empezó a llover y la moto de Omar se paró. No sabemos si la avería fue por la lluvia o no ya que se paró en la primera vuelta y no le dio tiempo a solucionar el problema para poder seguir y puntuar.

Tras no obtener ningún tiempo eso hizo que tuviera que salir último en la carrera del sábado por la tarde, la cual ya no pudo realizar porque la moto no volvió a funcionar. El no realizar la carrera de sábado y ser crucial para puntuar para la general, le perjudicó. Ya que obtuvo 0 puntos para la puntuación del campeonato.

Este domingo, llegó la hora de salir a pista, consiguiendo que la moto funcionara gracias al equipo de Boxes y compañeros de competición que se animaron a la ayuda para poder solventar el problema. Un gran detalle y compañerismo digno de ver y agradecer.

Llega el momento de la carrera y también tocaba  salir último, pero aún así, consiguió quedar primero en su categoría, pero por no obtener puntos en la manga del sábado sumando el cómputo de las dos consiguió  proclamarse tercero en el pódium.

Dicha clasificación del domingo, tras la carrera realizada le sirvió para conseguir el segundo puesto de su categoría en el campeonato de Castilla y León, que se daba por terminado hoy en el circuito los arcos, Navarra.

Tras muchos incidentes durante este campeonato, Omar Cadenas Blanco se proclamó subcampeón de Castilla y León de Moto Clásica Pre 89. Una gran hazaña de este joven ya que es su primer campeonato regional en esta modalidad.