El director general de la entidad, Cipriano García, emplaza a las instituciones a recuperar el campamento militar y a desdoblar la N-122 hasta Portugal

El director general de Caja Rural Zamora, Cipriano García, ha lanzado este viernes un órdago a partidos políticos e instituciones. La entidad de crédito ofrece el primer millón del coste económico que suponga la recuperación del campamento militar de Montelarreina.

García no ha dudado a la hora de señalar que la recuperación del campamento militar y el desembarco en Zamora y su provincia de 1.700 familias y sus correspondientes nóminas. “Ninguna empresa podría traer a Zamora tanta población y tanta riqueza en tan poco tiempo”, ha señalado el director general de la Caja.

Razones más que suficientes para que la Caja Rural de Zamora apueste fuerte por el proyecto y reivindique su puesta en marcha. Es una iniciativa “ilusionante” que mantiene “expectante” a toda Zamora. “El presidente del Gobierno Pedro Sánchez se ha comprometido por dos veces con Montelarreina, esperamos ver ese compromiso reflejado en los Presupuestos”, ha subrayado el director general de la Caja.

García se ha referido también a la necesidad “imperiosa” de desdoblar la N-122 hasta Portugal. “No tiene sentido” ha dicho, que exista una autovía hasta la capital zamorana y que los portugueses hayan apostado también por la autovía A-11 para conectarse con Europa y que haya 50 kilómetros de carretera estrangulando todo el tráfico con las molestias y el riesgo que ello conlleva. “Nadie entendería” ha señalado García, que no se desdoblará. “En cualquier otro lugar se habría llevado a cabo ya”, ha subrayado el director general de la Caja para hacer constar el retraso en la ejecución de esta infraestructura.