Ni el paso de los siglos ha logrado que el pueblo avilés de San Bartolomé de Pinares abandone una tradición en la que se obliga a los caballos a saltar por encima de grandes hogueras. Tampoco lo ha hecho la polémica, que año tras año empaña el festejo por el estrés y el peligro que supone para estos animales la exposición a las llamaradas.

El Partido Animalista PACMA ha acudido, un año más, a documentarlo. El vídeo ya ha sido colgado en sus redes sociales. Denuncian el sufrimiento innecesario infligido a los caballos, yeguas y burros utilizados en este evento, e instan a la prohibición de esta actividad originalmente destinada a ahuyentar los «malos espíritus».

«Resulta irónico que personas creyentes sometan a este estrés y riesgo a los animales en la víspera de San Antón, el patrón que, a sus ojos, les protege», explica el presidente de la formación política animalista y medioambiental, Javier Luna.

Históricamente, la festividad de San Antón ha empleado grandes hogueras para «prevenir epidemias» que afectaban la región como resultado de la superstición. El humo de las hogueras, visible a kilómetros de distancia, sumerge al pueblo en una densa niebla cada 16 de enero.

PACMA insta a la reflexión sobre la ética de utilizar animales en eventos que ponen en peligro su integridad física y mental. Además, resalta el miedo que experimentan los caballos frente al fuego y cómo se les obliga a enfrentarlo.

El Partido Animalista hace un llamado a las administraciones autonómicas y estatal y a la sociedad en general para que reconsideren la continuidad de esta práctica, abogando por alternativas que respeten el bienestar animal y promuevan la celebración de eventos tradicionales de manera más segura y ética.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí