Asegura que hay que parar esta segunda ola de contagios sin detener el país

La gravedad de la situación con respecto a la pandemia ha obligado este viernes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a comparecer ante los medios de comunicación para pedir a los españoles “disciplina” y responsabilidad” ante la pandemia para parar los contagios.

Sánchez, del que se esperaba que hoy anunciaría el establecimiento del estado de alarma, se ha limitado a hacer público el acuerdo al que llegó ayer el Consejo Interterritorial, para asegurar después que los próximos meses serán “muy duros” con una propagación del virus que podría incluso a tener que volver a decretar el estado de alarma.

El presidente ha asegurado que es necesario “parar esta segunda ola” antes que tener que “detener el país”.

Ha advertido también de que llega el frío y que el invierno “será muy duro”, aunque ha advertido también que el país se encuentra mejor preparado para hacer frente al virus con más equipos de protección y mejores medios sanitarios.

El objetivo inmediato del país, ha asegurado el presidente, es reducir los contagios a menos de 25 casos por debajo de 100.000 habitantes, estadística que este viernes se sitúa en 348. Y sobre todo, hay que evitar “a toda costa otro confinamiento”.