La defensa pide su libre absolución y niega los hechos

El Ministerio Fiscal ha solicitado esta mañana una pena de 20 años de prisión para un hombre acusado de abusar de una menor sexualmente durante cuatro años. Se da la circunstancia de que este hombre es un abuelo que al parecer abusaba de su nieta, residente en San Sebastián, cuando la joven le visitaba por vacaciones.

La defensa del acusado, durante la vista oral celebrada esta mañana en la Audiencia Provincial de Zamora, ha pedido su libre absolución al negar la existencia de estos abusos.

El hombre durante su declaración ha negado tajantemente los abusos y ha asegurado que la relación con su nieta siempre fue muy buena, que la joven vino durante varios años ella sola a pasar las vacaciones de Zamora sin estar acompañada de ningún adulto precisamente por esa buena relación y sin ningún tipo de temor, y ha achacado las denuncias de la joven a una “venganza” de su propia hija.

Aunque los peritos han hablado durante el juicio que la joven sufre de estrés postraumático y baja autoestima compatibles con una situación como la denunciada por la joven, la defensa ha negado que pueda quedar probado que estas circunstancias tengan que estar relacionadas con una posible agresión sexual por parte del abuelo.

El fiscal, por su parte, ha restado importancia a que la joven tardara cuatro años en presentar la denuncia y ha señalado que el testimonio de la joven es absolutamente coherente  a la hora de narrar los tocamientos a los que se veía sometidas por su abuelo en cuanto se metía en la cama.

El juicio ha terminado con el acusado reclamando su derecho a intervenir para asegurar entre lágrimas que él no es responsable de ningún delito contra su nieta.