La asociación Pueblos Vivos se concentra ante la Junta para exigir que se tomen medidas que eviten la contaminación de las masas de agua “visibles e invisibles”

Miembros y simpatizantes de la asociación Pueblos Vivos se han concentrado frente a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León para exigir a las administraciones la protección de las masas de agua “visibles e invisibles”.

Los concentrados han reclamado medidas para controlar la ganadería industrial, a la que culpan de la existencia de contaminantes en las masas de agua subterráneas. “La tierra ya no puede absorber tanto purín”, han asegurado.

Cada vez, han asegurado, “hay menos agua y más contaminada”, por eso, han pedido a la Junta que se implique y limite la actividad de una ganadería y una agricultura intensiva que consume más agua de la que hay disponible y contamina de nitratos y pesticidas las masas de agua.

Este es un problema, el de la contaminación de los acuíferos, que “no se resuelve con agua embotellada, ni con potabilizadoras”, han asegurado. El 44% de las masas de agua se encuentra en mal estado y un 23% están gravemente contaminadas.

Para Pueblos Vivos, este “es un problema gravísimo que más pronto que tarde nos va a pasar factura”, por lo que han pedido la intervención urgente, no solo de la Junta de Castilla y León, sino de la Confederación Hidrográfica del Duero, del Gobierno central y de los ayuntamientos.

“Sin agua no hay vida”, han finalizado asegurando desde Pueblos Vivos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí