Los diputados socialistas han abandonado la comisión como «gesto de repulsa a los métodos antidemocráticos del PP que convocó ayer la Comisión, con menos de 24 horas de antelación»

Los diputados del PSOE que han participado en la mañana de hoy en la Comisión Informativa de Economía y Hacienda, Especial de Cuentas, Patrimonio y Mantenimiento, Eduardo Folgado y Manuel Santiago, en la que, entre otros asuntos se sometía a dictamen el borrador del Presupuesto para el año 2022, han abandonado la comisión como acto de repulsa a la convocatoria de la misma en menos de 24 horas, en la tarde de ayer jueves.

Folgado calificado de “falta de respeto y desprecio hacia la oposición”  y de “utilización de métodos antidemocráticos por parte del PP y Ciudadanos” la convocatoria de la Comisión en la que se incluye los voluminosos expedientes de aprobación inicial del Presupuesto General de la Diputación de Zamora para el ejercicio 2022, de la Cuenta General de la Diputación Provincial de Zamora correspondiente al ejercicio 2020, del informe de reparos 3º TRIMESTRE 2021 y de la aceptación de la delegación de competencias tributarias del Ayto. de Argujillo.

El Portavoz socialista ha informado que la convocatoria “se ha realizado con premeditación y alevosía en un claro intento del PP-Cs de coartar el debate en la propia Comisión de Economía y Hacienda ante unos presupuestos calamitosos que certifican y ratifican el fracaso clamoroso del pacto amorfo entre Requejo y Barrios”.

El propio presidente popular de la Comisión de Economía y Hacienda, Antonio Iglesias, ha reconocido que no había tenido tiempo de leer el expediente y, sin embargo, el PP ha rechazado la propuesta del Grupo Socialista para trasladar la Comisión al lunes con el objetivo de tener, al menos, dos días para poder examinar la documentación.

En un primer estudio del documento presupuestario Eduardo Folgado ha calificado el borrador presentado por más de 75 millones de euros como el “Presupuesto de la incompetencia, de la mediocridad y de la prepotencia”.

El Presupuesto de la incompetencia porque “pone en evidencia la falta de capacidad de Barrios y Requejo para gestionar sus propias previsiones presupuestarias, el Presupuesto que ellos mismo aprueban, dejando sin ejecutar 27 millones de euros, tal y como refleja el superávit, y recurriendo año tras año a los habituales remanentes que, en realidad, son el “fondo de reptiles” del PP para repartir clientelar y caciquilmente entre los alcaldes que son de su partido”.

El Presupuesto de la mediocridad porque “es más de lo mismo y pone en evidencia, una vez más, la falta de proyecto, de nuevas ideas y de medidas destinadas a corregir los principales desequilibrios sociales y económicos de la provincia de Zamora como son la despoblación y el desempleo”.

Y es el Presupuesto de la prepotencia “porque, aunque Barrios y Requejo son conscientes de su fracaso, son plenamente conscientes de que los dos presupuestos anteriores de 2021 y 2021 que han aprobado este equipo de Gobierno han sido inútiles para atajar esos dos problemas que son la despoblación y el desempleo, a pesar de ello, se niegan a aceptar las propuestas formuladas por Grupo de diputados del PSOE para la creación de empleo y para fijar población en nuestros pueblos”.

El PSOE lamenta que en la Diputación de Zamora “se haya normalizado la incompetencia y la mediocridad de un equipo de Gobierno PP-Cs artificial, con un presidente decorativo que constituye una grave anomalía democrática y un grupo de Diputados de Gobierno al servicio exclusivo de los intereses del Partido Popular, el mismo Partido Popular corrupto y decrépito de Mañueco y Casado”.