Las naranjas se han impuesto a las catalanas por 58 a 68

El CD Zamarat Quesos El Pastor se ha impuesto este domingo a Cadi la Seu en un gran partido  en el que las naranjas ha derrochado entrega, calidad y ganas. Después de siete derrotas consecutivas, del varapalo que supuso perder el último partido en los últimos segundos, y después de un viaje interminable hasta La Seu, las jugadoras de Fran García dieron una lección de profesionalidad inolvidable.

El Zamarat arrancó a mil por hora, certero en ataque y muy fuerte en defensa, dejando claro que no había viajado hasta la Seu para dejarse perder. El 9 a 17 del primer tiempo dejaba claro que las de Fran García no iban de paseo. Al descanso, después de segundo tiempo más favorable a las locales la distancia se redujo a 26 a 28.

En el tercer tiempo Zamarat apretó los dientes para seguir ampliando la ventaja y llegó a ponerse diez por encima  con un más que sorprendente 41 a 51. Una defensa en zona que las locales nunca supieron superar permitió a las naranjas llegar a los minutos finales del partido con opciones.

Aunque los nervios comenzaron a aflorar y las imprecisiones permitieron a Cadi acercase a menos seis, la fe de las naranjas en el triunfo permitió a Zamarat mantener la ventaja y alzarse con un triunfo que sabe a gloria y que, sobre todo, da mucha moral a las jugadoras de Fran García que ya se saben capaces de vencer a cualquiera.