El presidente de la Diputación sostiene que los 20 millones para Montelarreina son “una cortina de humo” para ocultar la falta de inversiones en otros capítulos

El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo, considera “escasos y cortos” para la provincia de Zamora los Presupuestos Generales del Estado.

De forma expresa se refiere a los 20 millones de euros que el Ministerio de Defensa destina a la recuperación del campamento militar de Montelarreina y segura que son “una cortina de humo” para ocultar la falta de inversiones que se aprecian en otros capítulos.

Requejo manifiesta su preocupación porque los presupuestos no contemplen una programación plurianual para el proyecto de Montelarreina ni aclaren de ninguna forma “los plazos” en los que se va a ejecutar.

Manifiesta la disposición de la Diputación para colaborar “en todo lo que podamos y que sea bueno para la provincia”, dice, mientras confirma que la institución está dispuesta a “seguir empujando” para que el proyecto sea una realidad y para que el Gobierno ponga sobre la mesa los 65 millones de euros que todavía están pendientes y que permitirían completar el presupuesto de 85 millones de euros que se ha estimado que costará adecuar el campamento militar.

Francisco Requejo confirma que el proyecto de Montelarreina es “bueno para la provincia” y reconoce que en gran medida ha salido adelante gracias a la “presión social de los zamoranos”.

De la misma forma, considera que los 4,2 millones consignados para avanzar en los trámites de la conversión en autovía de la carretera nacional 122 entre la capital zamorana y la frontera con Portugal dejan más patentes las dudas sobre “cuándo se van a ejecutar las obras.