Al acto está previsto que acuda el ministro de Fomento José Luis Ábalos

El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, no acudirá al acto de puesta en servicio del tramo Zamora-Pedralba del AVE Madrid-Galicia como muestra de rechazo a la supresión de los servicios del tren madrugador por parte de RENFE desde que se inició la pandemia.

Francisco Requejo ha decidido no asistir por considerar que RENFE no está atendiendo las necesidades de los zamoranos que “deben tener las mismas oportunidades y derechos de acceso a los medios de transporte que el resto de ciudadanos del territorio español”. “Consideramos que se está aislando a nuestra provincia y volvemos a exigir al presidente de RENFE que restablezca dicho servicio”.

Hace unos días el presidente de la Diputación de Zamora volvió a enviar una nueva carta de protesta al presidente de RENFE, Isaías Táboas, en las que mostraba su desacuerdo por la situación actual e insistía en la necesidad de que fuera declarado como “sujeto a obligaciones de servicio público”.

Esta denominación, según explicaba el presidente de la Diputación, serviría “para luchar contra la despoblación del territorio”.

Además, Requejo, aseguraba que “es prioritario” volver a retomar la normalidad del servicio del denominado ‘tren madrugador’, que ofrece la posibilidad a un gran número de zamoranos de poder compatibilizar su trabajo en Madrid, con su residencia en Zamora.

Por esta razón, el presidente de la Diputación apela a “la unión para revertir la situación actual” y pide, una vez más, a RENFE que reconsidere su decisión y atienda también las necesidades de la población que residen en la provincia de Zamora.