Una rama de castaño se traslada al pueblo para ser quemada en la plaza mientras de cuentan historia, se canta y se baila

Organizado por la asociación San Mamés y la asociación Cryosanabria se celebró el pasado fin de semana la recuperación del ‘Tuero’ en Sanabria.

«El tuero o tueru», una rama o tronco de roble o castaño grande y seca que las personas del pueblo cada año eligen por su belleza y la trasladan al pueblo para ser quemada en la noche del 24 de diciembre. Alrededor del fuego se cuentan historias, se canta, se baila, y se quema todo lo malo del año que acaba.

Esta tradición ancestral se enraíza en las costumbres paganas de celtas, germanos y otros pueblos indoeuropeos. Se trata del tronco de YULE, la festividad del solsticio de invierno donde se quema lo antiguo y se celebra lo nuevo. En otras partes de España, como Galicia, Aragón o Cataluña, la tradición se mantiene viva.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí