La provincia donde más casos se han notificado es Valladolid con 256 casos, seguida de Salamanca con 115 positivos

Castilla y León notifica hoy 656 nuevos casos de la enfermedad COVID-19, con lo que su número actual acumulado es 49.422; de esa cifra, 42.960 tienen confirmación a través de analítica PCR.

Los nuevos positivos se han declarado atendiendo a la definición de caso confirmado de infección por SARS-CoV-2 adoptada por la Autoridad sanitaria nacional en la Estrategia de Vigilancia, Diagnóstico y Control en la Fase de Transición de la Pandemia de la COVID-19; de los 656 nuevos casos notificados hoy al C.C.A.E.S. de acuerdo con el criterio epidemiológico del Ministerio de Sanidad, diecisiete tienen diagnóstico durante el día anterior.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 375 y los casos positivos a ellos vinculados, 3.058.

Las altas hospitalarias superan las diez mil, 10.020 exactamente al sumarse 74 nuevas desde ayer; por otra parte, las diez han sido las últimas defunciones notificadas en hospitales, para un acumulado de 2.246 personas fallecidas.

La provincia donde más casos se han notificado en las últimas horas es Valladolid con 256 casos, seguida de Salamanca con 115 y León con 80 casos. Palencia ha sumado 54 contagios; Segovia, 45; Burgos, 41; Zamora, 33; Ávila, 26; y Soria, 26.

La Junta de Castilla y León apela a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio, con carácter general, de la mascarilla en vías públicas, ámbitos urbanos al aire libre y espacios cerrados de uso o abiertos al público, con el fin de evitar situaciones que pudieran suponer riesgo de contagios y rebrotes de la enfermedad.

Asimismo se recomienda a la ciudadanía, con carácter general, la necesidad de limitar los encuentros sociales fuera del entorno de convivencia estable; y que cualquier reunión social se reduzca a un máximo de diez personas.

En cualquier caso, con la solidaridad y la colaboración ciudadanos y el esfuerzo y el compromiso de los profesionales sanitarios, la actual situación provocada por la COVID-19 será superada, pero para ello es fundamental cumplir las recomendaciones sociales y sanitarias de autoridades nacionales, autonómicas, provinciales y locales.