La consejera de Sanidad, Verónica Casado, asegura que en los últimos siete días se han registrado 289 contagios, 68 en las últimas 24 horas

La pandemia va perdiendo poco a poco virulencia en la provincia de Zamora. Así lo ha asegurado este jueves la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que ha confirmado que la tendencia del virus es “a la baja”, con un descenso continuado de contagios en los últimos días.

Casado, sin embargo, ha llamado la atención de la grave situación por la que atraviesa la zona básica de salud de Toro, una de las más afectadas de la región.

La tendencia a la baja de la pandemia no significa, de todas formas, que el virus no esté presente en la provincia. En las últimas 24 horas se han detectado 68 contagios, lo que eleva la cifra de nuevos casos en los últimos siete días hasta los 289 contagios.

Estas cifras, ha señalado, significa que la curva de contagios tiende “a aplanarse”, aunque todavía estamos lejos de entrar la fase más deseada como es el descenso de casos