La incidencia acumulada sigue bajando pero hay indicadores como el índice de contagiosidad que han iniciado un ligero repunte

La pandemia sigue retrocediendo en la comunidad pero algunos indicadores han hecho saltar ya las alarmas en la Consejería de Sanidad ante la posibilidad de que estén detectando un frenazo en la disminución de los contagios.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha explicado este martes que “preocupa” el incremento detectado en el índice de contagiosidad, o lo que es lo mismo, el número de personas que cada infectado contagia. En días pasados este indicador estaba en Zamora en 0,37 y la media regional se situaba en 0,67. En la actualidad el indicador zamorano está ya en 0,88 y la media regional en 0,74.

Tampoco ayuda a controlar la pandemia la generalización de nuevas variantes, como la sudafricana y la británica, que tienen unos índices de contagiosidad mucho más altos que la variante normal.

“Estamos llegando a una zona de valle y nos preocupa no seguir bajando porque queremos llegar a una situación ideal en la que el virus no circule por la comunidad”, ha señalado la consejera.

Casado se ha referido incluso a la posibilidad de sufrir una cuarta ola. “Quiero pensar que no va a ocurrir, que vamos a ser prudentes y que vamos a tener a mucha gente vacunada antes del verano”, ha subrayado.