El entrenador se mostró dolido tras la derrota ante Odilo Cartagena, pero asegura que «tendremos un día de luto deportivo, y el lunes a seguir»

Tras el no ascenso del C.B. Zamora, el entrenador, Saulo Hernández, reconoció en rueda de prensa que se van «dolidos», más aún «cuando hay tanto en juego y tantas emociones», pero reconoce que esto forma parte del deporte, «y que hay que seguir». El zamorano se mostró agradecido a sus jugadores por el esfuerzo, y aseguró que «nadie sabe lo que están trabajando para tener este nivel físico».

A pesar de la derrota, hay un punto para marcharse orgulloso: la afición. Casi 3.000 personas en el Ángel Nieto alentaron a un C.B. Zamora que se marchó de vacío. El entrenador reconoce que «me han puesto la piel de gallina. Soy de Zamora y sé lo difícil que es tener gente en el pabellón. Siempre dicen que la gente en Zamora no anima, asi que entiendo que los de hoy eran de otro sitio, porque no han parado de hacerlo».

A pesar de no haber podido dedicarles el triunfo, Saulo Hernández aseguró que «en el baloncesto hay una verdad universal: un equipo gana y otro pierde. No piensas que te vaya a tocar a ti, pero esto es así». A pesar del batacazo, Hernández afirmó sin tapujos que «ahora toca un día de luto, pero el lunes volvemos para seguir trabajando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí