En las últimas horas se han presentado 34 denuncias por este concepto

La disminución de los contagios y las tímidas medidas adoptadas por la Junta para relajar las restricciones han hecho que también la gente se relaje y comience a incurrir en actividades de riesgo. Este lunes, el subdelegado del Gobierno, Angel Blanco, ha explicado hoy que en las últimas horas se ha detectado un aumento “considerable” de las denuncias vinculadas a la celebración de fiestas y botellones.

Blanco ha informado de que en la última semana se han presentado 34 denuncias, cuando por este mismo concepto la semana pasada se impusieron 3 multas y la semana anterior seis.

El subdelegado ha relatado varios casos detectados por las fuerzas de seguridad. El primero de ellos tuvo lugar en Villarín, donde una docena de jóvenes sin guardar ninguna medida de seguridad sanitaria estaban celebrando un botellón.

En Zamora capital, a las doce de la noche del pasado sábado, agentes de Policía Local y Nacional y  los bomberos tuvieron que intervenir en una fiesta ilegal en una entreplanta en la que seis personas también violaban la norma que impide reuniones grupales de más de cuatro personas.

Agentes de la Policía Local intervinieron también una fiesta ilegal celebrada en un establecimiento hostelero cerrado en cuyo interior había cuatro personas, aunque de su testimonio se deduce que había con anterioridad muchas más personas.