La lluvia obliga a modificar los planes de hacer un recorrido corto

La lluvia ha impedido finalmente la salida de la procesión del Silencio, aunque en un principio se había planteado la posibilidad de realizar un recorrido corto entre la plaza de la catedral y la plaza de Viriato.
El presidente de la Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias fue el encargado de realizar el anuncio a través de la megafonía que estaba preparada para realizar la ofrenda del juramento del silencio encomendada este año a Luis Felipe Delgado. Rufo Martínez de Paz, visiblemente emocionado, explicó que el patrimonio de la hermandad y la antigüedad del Cristo de las Injurias no se pueden poner en peligro e invitó a los ciudadanos a participar en los actos del próximo año.
En el interior de la catedral se ha realizado un breve rezo.
El Cristo de las Injurias, por lo tanto, se mantiene dentro de la catedral y podrá ser visitado en el principal templo de la capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí