La procesión ha podido desfilar normalidad por los barrios bajos en una noche invernal

La Hermandad Penitencial de las Siete Palabras ha desfilado en esta desapacible noche de Martes Santo a pesar de los malos augurios y de que las previsiones hacían temer lo peor.

A diferencia del Vía Crucis, que tuvo que ser suspendido por la lluvia, las Siete Palabras ha desfilado con normalidad por los barrios bajos en una noche invernal.

Los hermanos de las Siete Palabras, vestidos con túnica de estameña blanca, faja y caperuz de pana verde musgo y sandalias franciscanas negras, han comenzado el desfile procesional en la Iglesia de la Horta a las 12 de la noche.

Completando el cortejo, siete estandartes con las palabras que pronunció Cristo antes de morir: ‘Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen’, ‘Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso’, ‘Mujer, ahí tienes a tu hijo. Ahí tienes a tu madre’, ‘¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?’, ‘Tengo sed’, ‘Todo está cumplido’, ‘Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu’.

El silencio ha inundado la noche zamorana únicamente roto por el sonido de los tambores. El desfile procesional ha realizado su habitual parada en la Plaza de Viriato para llevar a cabo el Rezo de las Siete Palabras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí