La ocupación en la UCI desciende poco a poco pero todavía está en cifras preocupantes

La incidencia de la pandemia en Zamora sigue disminuyendo. Poco a poco, a una velocidad muy inferior a la de semanas pasadas, las cifras de contagios siguen bajando y reduciendo el número de casos casi a niveles de la conocida como “nueva normalidad”.

Este jueves la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes a catorce días se eleva a 65, mientras que a siete días esta cifra se queda en solo 20 casos. Cifras que invitan al optimismo pero que no permiten relajar todavía las medidas de contención.

En el Virgen de la Concha la situación mejora también muy poco a poco, con 22 personas en planta, por los 28 que había ayer, y con 7 personas en la Unidad de Cuidados Intensivos, por los ocho que había hace 24 horas.

Sigue muy bajo el índice de contagiosidad, que está en 0,64, muy por debajo del 0,85 de la media regional y mucho más lejos aún de la unidad, cifra de referencia utilizada por los epidemiólogos para evaluar la gravedad de la velocidad de contagios.